PRIVACIDAD EN REDES SOCIALES. “¿EXISTIR O NO EXISTIR?”

22109450_f693334c11Antes de comenzar a hablar sobre cómo crear un blog,  cómo trabajar tu perfil en Facebook o qué herramientas utilizar para gestionar tu tiempo en los Medios Sociales de manera más eficiente, me gustaría que hicieras una reflexión.

En nuestra página en Facebook de Somos M@rc@s,donde contamos ya con más de 80 fans; se planteó un tema para debatir a raíz de una conversación que mantuve en privado con uno de estos fans.

Este fue el comienzo del debate y así exponía el tema a tratar con mis fans de Facebook:

En los últimos días varios de vosotros me habéis comentado que usa perfiles falsos en redes sociales para evitar que las empresas que reclutan puedan encontrarlos… He estado dándolo vueltas al tema y quisiera saber vuestra opinión al respecto ¿Creéis que realmente es beneficioso o positivo ser invisible en Internet de cara a encontrar un puesto de trabajo? 

Por supuesto, tal y como esperaba, había diversidad de opiniones; desde los que consideran que si bloqueas tu perfil es porque tienes algo que ocultar, hasta los que prefieren crearse un perfil falso no quiere que nadie conozca sus hobbies e intereses porque considera que los valores que connotan pueden influir en su reputación on y offline.

En respuesta a la cuestión que se plantea en el título de este artículo, tanto si creas tu perfil real con tu verdadero nombre como si lo haces bajo un pseudónimo, realmente estás “existiendo” en Medios Sociales.

Ahora hago extensible mi pregunta a todos vosotros y me encantaría que dejarais vuestros comentarios al final del artículo o incluso, si lo preferís, podéis enviarme los comentarios por privado en la pestaña de CONTACTO.

Obviamente yo también tengo mi opinión al respecto. Realmente este es un tema que puede causar controversia y en ocasiones, a pesar de mostrarme férrea en mi decisión, escuchar los argumentos de otras personas me ha llevado en varias ocasiones a plantearme la forma de usar mis propios perfiles en redes sociales.

Hoy sin ir más lejos, una amiga, María Guilarte, -profesional del Marketing-, me mencionaba en un tweet con link a un artículo muy interesante publicado en 20minutos.es  que nos viene al pelo para lo que vamos a hablar a continuación sobre la importancia de cuidar el contenido que publicas en redes sociales. Internet está lleno de espías, no es ningún secreto, pero hay espías de muchos tipos y entre ellos los que cada vez son más habituales son precisamente los reclutadores. Con esto te quiero advertir sobre tu participación en las Redes Sociales y que seas consciente de que si estás buscando trabajo debes tenerlo aún más en cuenta.

Desde mi punto de vista, si te interesa tu marca personal, tienes que estar presente en los Medios Sociales, pero siempre de manera responsable. Cuando te hablo de estar no te estoy diciendo que tengas que crear obligatoriamente un blog, aunque, a mi parecer, es la mejor herramienta para lograr una marca potente. En realidad estar presente implica participar en foros que traten temas de tu interés, comentar en blogs que sigas y por supuesto tener presencia en redes sociales, ¡ojo! no te estoy diciendo que tengas que estar todo el día enganchado a Facebook, ni mucho menos, pero si que participes activamente.

El verdadero problema, desde mi punto de vista, es que puedes ser muy cuidadoso con el contenido que publicas, las fotos, datos personales, cuidar el lenguaje, etc. Pero controlar el contenido que publican otros y con el que estás vinculado… es bastante más complicado.

En realidad tanto Facebook como Twitter cuentan con configuración de privacidad de las cuentas, incluso puedes configurar las opciones para que te pidan autorización cada vez que te etiqueten en una foto, controlar la visualización de determinado contenido para ciertos usuarios, o decidir quién puede ver tu muro y quién no. Pero cuando uno no está muy puesto en esto de las redes sociales, no es de extrañar que pase por alto este punto, e Internet es increíblemente grande, así que imagina la cantidad de gente que puede estar viendo todo lo que publicas.

Así que, antes de nada, te invito a explorar las opciones de configuración de los perfiles que tengas creados; ya no sólo por que tu presencia en determinada red social pueda ser contraproducente de cara a encontrar trabajo o porque puedan tener una opinión u otra de ti; hay muchos más motivos para tener controlado esto. Lo primero que me viene a la cabeza es la publicación de imágenes de menores… considerando los escándalos que están saltando de pederastia a través de medios sociales; o casos de algunas personas que tras publicar sus amigos las fotos del fin de semana (muy normales no serían) fueron despedidos. La realidad es que nunca sabemos quien nos está viendo, ni las intenciones que tiene y con esto no pretendo meterte miedo, pero si que lo tengas en cuenta.

La privacidad es más importante de lo que creemos y merece la pena dedicarle un poco de nuestro tiempo. A partir de ahí tú decides si quieres o no que vean tu muro, los contenidos que publicas y ser visible o por el contrario prefieres restringir los accesos y la visualización de tu perfil.

¿Cómo configuro las opciones de privacidad en Facebook y Twitter?

Si eres asiduo de las redes sociales esto ya debes tenerlo controlado e incluso te puede parecer una tontería, pero si hay algo que aprendí de mi experiencia como vendedora es precisamente el no dar por hecho que todo el mundo sabe lo mismo que tú por tratarse de algo fácil y usual.  Y cuando encima hablamos de nuevas tecnologías… con más razón .

Mientras escribo esto me viene a la cabeza una anécdota muy curiosa que contarán durante años y años mis compañeros de Servicio Postventa, sobre un cliente que compró la Enciclopedia Encarta y no conseguía que funcionara. Mis compañeros descubrieron que el hombre estaba colocando el DVD de la Enciclopedia sobre el DVD de Windows dentro del lector. La respuesta del cliente fue “Es que pone que funciona sobre Windows”.

En fin, bromas a parte, hay que tener en cuenta que este blog pueden leerlo personas de cualquier edad y con mayor o menos experiencia en el tema, por lo que creo que merece la pena dedicar esta entrada a esto antes de comenzar a trabajar de lleno en los Medios Sociales.

Si es la primera vez que lees algo sobre esto de la privacidad, no te preocupes, modificar las opciones de configuración es muy sencillo. Voy a explicarte de manera muy breve para que puedas acceder a este menú de configuración en las principales Redes Sociales.

FACEBOOK

En la parte superior de la derecha, donde aparece tu nombre de usuario y la tecla de INICIO, encontrarás un icono de una rueda dentada. Al hacer click sobre el mismo se desplegará un menú con varias opciones, tal como puedes ver en la imagen. Escogemos Configuración de la Privacidad para que se despliegue el meno de opciones de configuración, separado en diferentes bloques e identificado con su correspondiente icono.

Haz click para ampliar la imagen

Haz click para ampliar la imagen

 Como las posibilidades de configuración son múltiples, es conveniente que eches un vistazo a las diferentes opciones de menú, a fin de configurar tu privacidad según consideres y sin saltarte ningún punto importante. Cada uno de los iconos del menú te llevará a su propia página de configuración, tal como puedes ver en la siguiente imagen.

Haz click para ampliar la imagen

Haz click para ampliar la imagen

TWITTER

Acceder al menú de configuración de privacidad de Twitter no es muy diferente de como se hace en Facebook. El icono es idéntico, una rueda dentada y al hacer click nos aparece un menú desplegable. Seleccionamos la opción “Configuración” tal y como puedes ver en la imagen.

Haz click para ampliar la imagen

Haz click para ampliar la imagen

Al entrar en configuración nos lleva a una nueva página con un menú en la parte izquierda. En nuestro caso, como solo queremos modificar la configuración de privacidad, seleccionaremos Seguridad y Privacidad.

Haz click para ampliar la imagen

Haz click para ampliar la imagen

Twitter ofrece varias opciones de configuración de privacidad pero de modo más simple que Facebook:

  • Proteger mis tweets: tus tweets solo serán vistos por las personas a las que has autorizado a ver tu contenido.
  • Añadir ubicación a mis tweets: Cuando publicas un Tweet con una ubicación, Twitter almacena esa ubicación. Es configurable para cada tweet.
  • Visibilidad: permite que otros te encuentren con tu dirección de e-mail.
  • Contenido promocionado: da permiso a Twitter para mostrarte contenido relacionado con otros  hacia los que anteriormente mostraste interés.

Otra opción es crear una segunda cuenta más profesional. Yo, en mi caso valoré esta opción como la mejor, pero no por ello quiere decir que no quiero que vean el mismo Facebook que utilizo para comunicarme con mis amigos. Simplemente, de esta manera, puedo publicar determinados contenidos y favorecer mis relaciones con mis “amigos” (así los etiqueta Facebook por tener acceso a mi muro) en uno y otro perfil. Mi razonamiento es bastante simple: si me paso el día publicando cosas sobre publicidad, -que es lo que realmente me gusta-, en mi perfil más personal, es posible que la mitad de mis amigos opten por eliminarme porque lo que publico no es de su interés. Ellos disfrutan más con otro tipo de contenidos: fotos, comentarios, imágenes compartidas de otros usuarios, etc.

En el caso de mi segunda cuenta; enfocada de manera más profesional, puede que a mis “amigos” les interese ver mis fotos del  viaje que hice a Granada este verano, pero no creo que ese sea el motivo por el cual aceptaron mi solicitud de amistad y si les interesa siempre pueden recurrir a mi otro perfil…

Mi intención no es otra que mejorar mi engagement, o lo que es lo mismo, el grado de interactuación de mis públicos con mi marca; con mi “yo” . Ambos perfiles me ayudan a crear mi marca personal, pero uno trabaja mi marca personal con amigos y el otro con gente con la que comparto intereses, al final no estoy haciendo otra cosa que segmentar el contenido que publico para lograr mejores resultados con mi público, en eso se basará mi reputación online, ambos transmiten mis valores y la suma de ambos da como resultado (junto con mi participación en otros medios sociales, claro está) de mi “yo virtual“, mi Marca 2.0.

Ahora que eres consciente de las posibilidades que existen, tu tomas la decisión sobre “Existir o no existir”. Voy a terminar esta entrada compartiendo dos interesantes tweets que he recibido esta mañana y tratan precisamente de lo que estamos hablando aquí. Me parece un buen resumen de lo que te he contado.

Si es público, hay que ser consciente de que lo que publicas, ahí lo verá la gente, para bien o para mal.
Si es privado, hay que saber a quién invitas. En cualquier caso, #sentidoComún como en todos los ámbitos

Espero haberte ayudado a reflexionar sobre el tema. En la próxima entrada te hablaré sobre los blogs, las mejores herramientas para crear el tuyo propio y te mostraré ejemplos de blog de éxito para que te sirvan como referencia. Espero tus comentarios y no te olvides de compartir el artículo si te ha gustado.

Nos leemos 😉

Anuncios

Un comentario en “PRIVACIDAD EN REDES SOCIALES. “¿EXISTIR O NO EXISTIR?”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s